13 de septiembre de 2013

Preparar bien la ensalada


   Aunque las ensaladas de hortalizas verdes no tienen que cocinarse, exigen cuidado en su preparación. 

   Se debe empezar con buenos ingredientes: las hojas jóvenes y frescas son las menos fibrosas y tienen el sabor más delicado, mientras que las lechugas viejas y muy crecidas pueden saber casi a goma. 

   Si es preciso, dividir las hojas en trozos pequeños.  Esto se debe hacer con el mínimo de presión física, que podría aplastar las células e iniciar el desarrollo de malos sabores y manchas oscuras. El método más eficaz...seguir leyendo

Del blog de Pablo A. López "Nutrición, Dietética y Salud"

No hay comentarios: